Una agricultora almeriense defiende los derechos de las mujeres rurales en la ONU

Una agricultora almeriense defiende los derechos de las mujeres rurales en la ONU

La responsable del Área de la Mujer de COAG, Presidenta de CERES y agricultora almeriense, Inmaculada Idáñez, participa del 13 al 18 de marzo en Nueva York en la reunión anual de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En la presente edición, representantes de los Estados Miembros, entidades de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales reconocidas como entidades consultivas por el Consejo Económico y Social, debaten como tema prioritario sobre los “Desafíos y oportunidades en el logro de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas rurales”.

Durante su intervención en el Diálogo interactivo de Alto nivel con ministros de los países miembros, la agricultora almeriense ha subrayado que la resilencia es la dinámica histórica de las mujeres del medio rural: “no creemos que se trate de nuestra capacidad de adaptarnos, sino que el medio se adapte a nosotras. Un medio rural más sensible a las mujeres hará que no emigremos al medio urbano y finalmente nos convirtamos en personas capaces de adaptarnos al medio rural”, ha afirmado.

LA PRODUCTORA ALMERIENSE SE REUNIRÁ CON MUJERES DE OTRAS ORGANIZACIONES EUROPEAS Y ASISTIRÁ AL FORO PARALELO DE ONGS

Además, Idañez ha señalado como imprescindible la creación de  redes de colaboración entre mujeres rurales para caminar hacia un empoderamiento real. “En la España rural, hemos encontrado nuestra camino hablando con otras mujeres sobre la desigualdad y así es como nos hemos ido empoderando y visualizando todas las barreras que existen y que sin ayuda de estas mujeres no las hubiéramos visto porque el machismo en el medio rural está normalizado”.

Respecto a los avances necesarios para lograr la igualdad, la responsable del Área del Mujer de COAG ha precisado como fundamentales una educación en valores de igualdad en los colegios,  unos horarios laborales que permitan la conciliación y horarios de participación política y sindical en instituciones que también permitan la conciliación y medidas incentivas como las cuotas. Asimismo, ha insistido en la necesidad de dar a conocer la manera de producir alimentos de las mujeres y contactar con la parte consumidora para mostrar que ganará toda la comunidad con el consumo local.

Durante los últimos dos días, esta agricultora almeriense también se ha reunido con el embajador de España en la ONU y  ha participado en un encuentro de todas las organizaciones españolas con representantes del Ministerio de Asuntos Sociales e Igualdad. En los próximos días, la productora almeriense tiene previsto reunirse con mujeres de otras organizaciones europeas de agricultoras y ganaderas y asistir al FORO PARALELO DE ONGs que ofrece paneles sobre distintos aspectos en torno al tema central de debate en la CSW 62.

“El empoderamiento se entrena y se adquiere poco a poco. Para ello el movimiento asociativo y el sindicalismo agrario es fundamental porque las mujeres nos fortalecemos pero sin lugar a duda, la independencia y los derechos económicos, sociales y jurídicos de las mujeres son la puerta de acceso para un buen posicionamiento en el medio rural de las mujeres y esto se puede trabajar con políticas de género transversales”, ha puntualizado Idáñez.